Asarca en Cartas diferentes nº 8

Belén Lorenzo FranciscoBlog0 Comentarios

 


Cuando algo sucede, nadie puede garantizar su repercusión más allá de lo inmediato. El tiempo será quien diga si aquel gesto, o aquellas circunstancias, tuvieron algún interés. Ocho años después del I Congreso de Archivos de Canarias, es el tiempo, en forma de reseña de la publicación El archivo, ¿un servicio público?, quien nos devuelve lo que supuso aquellos días para 
la Archivística en las islas. 
El artículo se encuentra recogido en el último número de Cartas diferentes: revista canaria de patrimonio documental, y su autor es Miguel Ángel Sánchez Herrador. El texto comienza de la siguiente manera:

«Que el grupo es mucho más que la suma de sus integrantes es algo que la Asociación de Archiveros de Canarias (ASARCA) ha demostrado fehacientemente. Desde un primer momento, esta asociación aunó los proyectos y esfuerzos de muchos archiveros canarios. Una muestra de ello, es que tan sólo diecisiete meses después de su creación, ASARCA organizó este congreso».

Según Sánchez Herrador, los temas abordados pueden resumirse en dos cuestiones: ¿Por qué los archivos no son generalistas, como lo son otros servicios culturales? ¿Porqué las instituciones no destinan recursos suficientes a los archivos, ni reconocen su importancia para la propia institución?

A continuación, el artículo desglosa el contenido de las conferencias y comunicaciones, finalizando con una valoración positiva de los trabajos presentados, pues siguen siendo de interés en la actualidad, aspecto demostrado en el hecho de que han sido citados en estudios posteriores. Además, añade:

«Siete años después de la celebración del congreso, ASARCA sigue muy activa a pesar de la crisis actual que se deja sentir en los archivos y en el resto de servicios públicos».

Para finalizar, les dejamos una impagable reflexión de Joan Boadas i Raset recogida en el texto, sobre el término implicación:

«Existen tres clases de archiveros: los que hacen que las cosas ocurran, los que miran cómo las cosas ocurren y los que se preguntan por qué han ocurrido». 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *