Archivos públicos – Archivos personales ¿dónde está el límite?

Fernando Betancor PérezBlog0 Comentarios

Hoy es el día de mi bautizo como colaborador en el “Blog libre de grapas” de la Asociación de Archiveros de Canarias (ASARCA). Como todo bautismo archivero que se precie debería estar inscrito en el libro sacrarchival o archivamental de la asociación, si ésta contara, claro, con algo parecido a los eclesiásticos libros sacramentales. De esa partida original podría solicitar una certificación, que pasaría a formar parte de mi archivo personal. Cartas, títulos, diplomas, libros escolares, papeletas y boletines de calificaciones, carnés varios, copias fotográficas sobre papel, negativos, manuscritos –yo y mi manía de escribir todavía a mano y con lápiz-, documentos electrónicos –que también los genero-, entre otros, además de la citada partida sacrarchival, integrarían mi colección documental o archivo personal. Pero… no cabe duda: mi colección documental privada no es lo importante aquí. La cuestión que me gustaría subrayar,  y a la que desde hace tiempo le doy vueltas a la cabeza –y que en este foro archivero adquiere todo su sentido y podrían ayudarme a dar respuesta–,  sería: ¿dónde está el límite entre lo que denominamos privado, particular o personal y lo público? ¿No existen denominados “archivos personales” integrados por abundante documentación oficial o por papeles que deberían formar parte de archivos institucionales? ¿Ocupar un puesto o cargo público legitima para, a pesar de ser generados a raíz de la ocupación del mismo, seleccionar aquellos documentos que han de ser considerados como personales? ¿Estar vinculado a una institución permite desgajar de la misma documentos trascendentales para su historia que con el paso del tiempo se “descubren” –o redescubren– en un “archivo personal”? ¿Los verdaderos generadores de documentos son personas individuales o la institución para la que trabajan?

Hace poco tiempo, el fallecimiento de Adolfo Suárez me ha hecho pensar en este aspecto, puesto que, entre los documentos que dan forma al archivo personal del ex presidente de la transición –de una gran trascendencia lógica para la historia de España– se contaban cartas y otros papeles que, por un lado no hubieran sido generados por Suárez si no hubiera ocupado la presidencia del gobierno,  y por otro, sobrepasan el interés meramente particular alcanzando un nivel de importancia que va más allá de lo estrictamente personal… ¿dónde deberían haberse custodiado esos papeles?

No obstante, es cierto que en ocasiones los archivos privados son la única esperanza para muchos documentos oficiales. Es el caso de la documentación institucional que forma parte del denominado fondo documental Juan Negrín López, conservado en Las Palmas de Gran Canaria en la Fundación que lleva su nombre, que, probablemente de no haber sido acumulada por el que fuera presidente de la Segunda República Española con toda probabilidad hubiera sido destruida. Pero, sin restar mérito a esta más que trascendente labor de preservación que permite abordar el estudio de una parte de la historia de España, si echamos un vistazo al, a mi modo de ver, brillante cuadro de clasificación elaborado, encontraremos el archivo de un Estado con cada una de sus secciones ministeriales. Entonces, incluso en estos casos ¿podemos hablar de archivos personales? ¿No sería más conveniente referirnos a archivos institucionales conservados en manos privadas? ¿Qué concede la “propiedad” de un fondo documental, la custodia o la generación?

Otro caso significativo lo representan los archivos de científicos e investigadores. Hay quien defiende, incluso algunos científicos vinculados a la universidad, que los productos de sus investigaciones, los cuadernos de campo, las libretas de apuntes, etc. –es decir todo lo que integra actualmente los archivos personales de científicos– deberían quedar en custodia automática por las universidades o centros para los que trabajan.

Sí, demasiadas preguntas; demasiadas dudas. Ha sido este un bautizo dubitativo. Yo por ahora, mi escueto archivo personal lo tengo controlado. Las respuestas y matizaciones al resto de las preguntas espero conseguirlas con la ayuda de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *